Tips para planificar tu próxima visita a Machu Picchu

TIPS PARA PLANIFICAR TU PRÓXIMA VISITA A MACHU PICCHU

Escondidas durante siglos en los bosques montañosos de Perú, las ruinas incas de Machu Picchu se han convertido en un must para todo viajero, con más de un millón de visitantes cada año. Aquí te compartimos algunas de las preguntas más comunes que nos hacen.

La mejor época para visitar
La época más concurrida del año es junio-agosto, cuando el clima es típicamente seco y agradable. Si estás planeando tu viaje para este período de tiempo, debes tomar en cuenta que te encontrarás con muchas personas y por lo tanto es mejor planificar con suficiente antelación.

La temporada de lluvias es de noviembre-marzo (a veces hasta principios de abril) y El Camino Inca está cerrado cada febrero para mantenimiento. Si buscas evitar multitudes sin correr el riesgo de demasiada lluvia, visita Machu Picchu durante los meses de abril, mayo, septiembre y octubre.

El Camino Inca + caminatas alternativas
Para los viajeros aventureros y en buena forma física, la forma más popular de llegar a Machu Picchu es el famoso Camino Inca, que te lleva en una caminata de cuatro días a través de las montañas y directamente a las ruinas. Para aquellos que no tienen el tiempo y /o aptitud para conquistar el sendero completo, hay una versión de dos días del Camino Inca que es más corta y más fácil. Ten en cuenta que el acceso al sendero está limitado a sólo 500 personas por día (incluido el personal de apoyo pues no se puede ir de excursión por el Camino del Inca sin una guía), y se puede organizar con meses de anticipación.

Afortunadamente, hay caminatas alternativas menos concurridas para elegir, como la de Salkantay, de cinco días con un increíble paisaje a gran altitud, o la caminata de cuatro días de Lares con paradas en las comunidades andinas locales. Si de verdad andas buscando un reto, considera la caminata de Choquequirao, que te llevará a ocultas ruinas incas que la mayoría de los visitantes de Perú nunca llegan a conocer.

Planificación de una visita independiente
¿No eres fan de viajar con grupos? Con nosotros, es bastante fácil organizar tu propia visita a Machu Picchu. La mayoría de los viajeros incluyen visitar Machu Picchu Pueblo (también conocido como Aguas Calientes) a través de un tren desde Cusco, Urubamba o Ollantaytambo.

Machu Picchu recientemente hizo cambios en su política de venta de boletos, en un esfuerzo por manejar mejor el flujo de multitudes. Los visitantes pueden entrar a las ruinas por su cuenta y caminar libremente acompañados de un guía oficial durante los períodos de tiempo designados, ya sea por la mañana (6:00am a mediodía) o por la tarde (mediodía a 5:30pm).

Huayna Picchu y Montaña Machu Picchu
Hay dos áreas de senderismo opcionales dentro de las ruinas de Machu Picchu que requieren entradas especiales para acceder.

Huayna Picchu es el más popular de los dos, que implica un ascenso hasta el famoso pico que aparece en el fondo de la mayoría de las fotografías clásicas de Machu Picchu. En el punto de control del sendero, verás señales tanto para Huchuy Picchu como Wayna Picchu.

El viaje a la cima de Huchuy Picchu sólo tarda unos 45 minutos. Para más vistas espectaculares, puedes caminar hasta la cima de Wayna Picchu, que toma alrededor de dos horas ida y vuelta. Desde este camino también se puede tomar un desvío para ver el Templo de la Luna y parte de la Gran Caverna o Gran Cueva, y esto agregaría una o dos horas más a tu recorrido.

Caminar la montaña de Machu Picchu también es opcional, y es más rigurosa y menos concurrida que Huayna Picchu. Ubicada en el lado opuesto de las ruinas, la montaña es más alta que Huayna Picchu (se eleva a más de 10.000 pies, en comparación con Huayna Picchu 8,900 pies), y algunos viajeros pueden verse afectados por la altitud. Esta caminata lleva una hora más que Huayna Picchu, pero las vistas son igualmente espectaculares.

Hoteles
Si quieres dormir justo al lado de las ruinas y ser el primero en línea cuando abran al amanecer, el Belmond Sanctuary Lodge está situado a pocos pasos de la entrada principal, con quienes tenemos tarifas preferenciales. También está el Inkaterra en Machu Picchu Pueblo, que está cerca de restaurantes y la estación de tren; los huéspedes se alojan en casitas privadas con muebles de estilo colonial y muchas cuentan con chimeneas o piscinas privadas.

Algunas cosas a tomar en cuenta
En primer lugar, usar zapatos cómodos. Machu Picchu es un sitio grande lleno de colinas y escaleras, y hay pocos lugares para sentarse y descansar. Los bastones están prohibidos excepto para los visitantes “mayores e incapacitados”, según el boleto oficial. Si necesitas usar un palo o bastón, asegúrate de que tenga una punta de goma para proteger las ruinas.

El clima puede cambiar rápidamente en las montañas, por lo que te recomendamos llevar protector solar, un sombrero de ala ancha y ropa de lluvia. Lleva también repelente de insectos para defenderte de los mosquitos.

Los baños están justo fuera de las puertas de entrada, y hay una pequeña tarifa para utilizarlos. Debes tomar en cuenta también que comer dentro de las ruinas está prohibido.

Si deseas incluir este maravilloso destino en el itinerario de tus próximas vacaciones, llena este formulario para que una de nuestras expertas pueda contactarte y asistirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *